“PDVSA adquirió taladros chinos con un sobreprecio de 43 millones de dólares”

Un conjunto de documentos oficiales de Petróleos de Venezuela evidencian que la estatal incurrió en múltiples irregularidades administrativas durante la ejecución del llamado “Plan Siembra Petrolera” en el año 2006, dejando un daño patrimonial a la nación superior a los 43 millones de dólares.

La investigación de la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional determinó que PDVSA llevó adelante una contratación con la empresa Constructora Interbolivariana, S.A., Empresa Multinacional Andina (CONSTRUEMA, S.A); para la adquisición de un taladro de perforación en tierra HH 200HP AC, Modelo ZJ70DBSAC. Dicha operación, además de realizarse a través de intermediarios y por un órgano diferente a BARIVEN, ocasionó una compra con sobreprecio, hechos que se encuentran expresamente prohibidos en la legislación venezolana.

El documento de la referida contratación indica que durante el proceso de concurso participaron múltiples contratistas, que ofrecían un mejor precio del taladro y un préstamo de servicios directo. Sin embargo, PDVSA, en franca violación de la ley y sin explicar las razones, adjudicó la buena pro del contrato a CONSTRUEMA, S.A., la cual, luego de realizado el análisis sobre las distintas ofertas presentadas, se perfilaba como la menos atractiva, pues ofrecía el servicio con mayor costo y sin ninguna ventaja de provecho para la estatal petrolera.

Tal adquisición representó para PDVSA un desembolso de USD $ 62.683.035,23 (equivalentes en ese momento a Bs 134.768.525.765), según se desprende en acto de adjudicación de buena pro de fecha 7 de agosto de 2006.

Leer más en analítica.com