Venezolanos no tienen para pagar un funeral. “Venden todo”

“Lo que viví fue un drama, no bastó con haber perdido a mi hijo de esa forma trágica, tan inesperada. También tuve que correr con mis tres hermanas y otros dos hijos para pedir dinero en los autobuses. Con lo reunido en las camionetas de pasajeros pudimos tener los 80.000 bolívares que necesitábamos para darle un entierro digno a mi muchacho”.

Es un testimonio de Luisa Elena González, madre de Juan Ernesto Montoya, de 25 años de edad, a quien mataron el 22 de noviembre cuando 3 hombres armados lo interceptaron para robarle la moto en la autopista Valle-Coche. Se negó a entregarles su principal herramienta de trabajo, porque era mototaxista, y le dieron tres tiros en la cara.

Este caso es solo uno de los miles que llegan a diario a la morgue de Bello Monte, donde se hallan personas desesperadas por no tener dinero para retirar a sus allegados de la morgue. Algunos optan por velarlos en sus casas como el caso de Augusto Trillas, de 25 años de edad, cuyo cuerpo fue colocado en un cajón de madera que los propios vecinos fabricaron y le rezaron a su alrededor durante un día. Sus familiares solo reunieron 120.000 bolívares para el entierro. “No podíamos ni poner en venta la vivienda porque ni siquiera es nuestra, es alquilada”, se lamentó Juana Fajardo, esposa de Trillas, asesinado de un tiro en el cuello durante una discusión en una tasca.

Rubén Matute, encargado de una funeraria de La Pastora, indicó que semanalmente reciben entre tres y cuatro grupos familiares que han dejado bienes en garantía para asumir el pago de los gastos funerarios. “Me han dejado motos y hasta muebles y equipos de sonido. La semana pasada una mujer llorando me dijo: ‘Solo tengo esta cadena para pagar el velorio de mi hijo’. El servicio más económico cuesta 280.000 bolívares y el más lujoso no baja de 800.000 bolívares”.

Leer más en El Nacional.-