Muerte del juez que lleva el caso Petrobras y Odebrecht levanta sospechas

Las teorías de conspiración están tomando fuerza tras la muerte en un accidente aéreo de Teori Zavascki, el juez del escándalo más importante de la historia de Brasil, la operación Lavacoches. El caso, que investiga una gigantesca red de corrupción en la estatal Petrobras, envuelve y cita en sus informes a políticos de todos los partidos, llegando incluso al presidente Michel Temer y con más fuerza, al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Zavascki, de 68 años, era un juez muy respetado y temido por buena parte de los congresistas y políticos bajo sospecha. El magistrado se preparaba para presentar en los próximos días la fase final de las confesiones de 77 ejecutivos de la constructora Odebrecht, que prometían incendiar aún más el tenso escenario político brasileño. Las confesiones son consideradas el principal acuerdo de acusaciones colaborativas de la operación, en un proceso que ahora debe atrasarse. Su responsabilidad en el caso era sobre políticos, ministros y personas con fuero privilegiado.

Se espera ahora que el presidente Temer o la presidente de la Corte Suprema, Carmen Lucia Rocha, definan quien será el nuevo magistrado a cargo del caso. En el caso de que sea el presidente, deberá primero nombrar un nuevo juez en el lugar de Zavascki, lo que puede llevar el tiempo que el mandatario decida. La solución dentro de la Corte sería más ágil.

Leer más en ABC.-