Para el venezolano de a pie es imposible rellenar arepas o pan. Embutidos por las nubes

Comprar quesos y embutidos es una misión casi imposible por los altos costos en sus diferentes presentaciones. En un recorrido realizado por mercados populares en zonas como El Paraíso y Catia, en Caracas, se constató que el precio del queso amarillo ronda los Bs. 16 mil, el del jamón ahumado Bs. 8000, jamón de pierna Bs. 9500, jamón de pavo Bs. 15 mil, mientras que la más solicitada, la mortadela se ubica entre Bs. 4900 y Bs. 6900. Lo más refinados, como el salchichón y chorizo sobrepasan los Bs. 16 mil, según reseñó Unión Radio.

Javier Portillo, comerciante, aseguró que “los precios son incontrolables. No hay semana en que se no suban entre Bs. 200 o Bs. 300 a cada producto”.

Conviene destacar que el último aumento decretado por Maduro llega a los 40.638 bolívares mensuales, y como se comprenderá un kilo de queso no alcanza para un mes. Y aunque el beneficio de alimentación es de 63.720 bolívares más, los venezolanos también poseen otras prioridades de compra.

Loading...