Esta es la razón por la que Venezuela está lejos de repetir un Caracazo (Psicólogo)

Loading...

El 27 de febrero del año 1989 se desató en Guarenas una ola de protestas violentas que durante el día se extendió en varias ciudades del país, tal como Caracas, Valencia, Mérida y Barquisimeto, y finalmente desbordó saqueos y enfrentamientos entre civiles y las fuerzas policiales y militares, dejando una cifra de muertos y desaparecidos aún no confirmados oficialmente.

Al igual que en aquella fatídica fecha; hoy Venezuela atraviesa una dura época de escasez de alimentos, a lo que se suma los altos costos para adquirir los productos de la canasta básica familiar. sin embargo, de acuerdo con el psicólogo y experto en materia social, Adrián Liberman, existen otros factores que crean una amplia brecha entre una y otra fecha.

Desde el año 2014, el país se ha visto sumido en la escasez de productos de todo tipo, lo que obliga a los venezolanos a desgastar sus jornadas diarias en largas colas a las afueras de los centros de distribución de productos, con el fin de adquirirlos al costo regulado, situación, que a juicio del especialista, también afecta en la disposición del pueblo en general, el cual, “no tiene la energía vital para unificar protestas de ningún tipo”, así como tampoco tomar decisiones que beneficien al colectivo, ya que “la gente está pasando hambre y tiene cansancio físico, y aunque no lo parezca, es un factor que sí afecta”.

Sumado a ello, “en Venezuela existe un política de Estado violenta impuesta y legitimada por los gobernantes, por lo que los estallidos y motines que sucedieron en el año 89, no serían tan impactantes ahora. Además de eso, estos (Gobierno) no son unos marcianos que en una noche impusieron todas estas cosas. Esta fue una situación que fabricaron los mismos ciudadanos y que además legitimaron a través del voto. Desde el 89 hasta hoy, esto se configuró, por lo que puede existir el sentimiento de culpabilidad que impida la unificación de la sociedad“, expresó, y recalcó el hecho de que aunque las penurias y problemáticas económicas en ambas ocasiones son parecidas, provienen de realidades políticas completamente diferentes.

En noviembre de 2016 la encuestadora Datanálisis informó que 78,5% de los venezolanos desaprueban la gestión de Nicolás Maduro, a pesar de que esto representa mucho más de la mitad de a población, el Gobierno continúa tomando decisiones que cada vez afectan con mayor ahínco a todos los sectores del país. Ante lo cual Liberman aseguró que “esta situación ha sido totalmente planificada por el Gobierno. Han intentado imponer sus ideales a todos los venezolanos, sin importar cuánto afecte eso al país y sería demasiado ingenuo pensar que no han hecho nada para que todo resulte así”, dijo.

En este sentido, señaló que el descontento de la gente y a la vez su pasividad, forman parte de “un proyecto de dominación absolutamente deliberado para tener bajo control a la sociedad” y así mantenerse en el poder a pesar de sumar opositores a su gestión política.
El Cooperante-

Loading...