Así es la vida de una cucuteña en las filas del chavismo

Aunque no es venezolana, Judith Mendoza Luna, 31 años, habla como si lo fuera. Esta cucuteña que migró cuando era una niña, es más chavista que Chávez. Se sabe el himno de Venezuela al pie de la letra, también recita los coros del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela) que dirige las riendas del llamado socialismo del siglo XXI, y no duda ni un segundo en defender, a capa y espada, el gobierno del presidente Nicolás Maduro Moros.

La Opinión de Cúcuta, la encontró haciendo una fila con su esposo venezolano, para reclamar el dinero en las casas de cambios habilitadas por el presidente Maduro. La mujer rinde obediencia a Chávez y a Maduro, dice amar al socialismo y a la patria venezolana más que ningún otro nacido en la tierra de Bolívar. Tanta fidelidad la llevó, hoy día, a ser una de las lideres sociales que tiene el chavismo en Rubio (Táchira).

“¡Está loca!…”, dicen en voz baja algunas de las personas que también están en la fila. Sin embargo, sin timidez, la mujer dice que se atrevería a gritar ¡Viva Chávez! en plena calle. “Siempre nos ha gustado estar en el chavismo porque ahí siempre nos sentimos protegidos (…), al gobierno chavista no le importa si se es negro o blanco, rico o pobre, todos somos hijos del pueblo de Bolívar”, y añadió que en Venezuela su familia logró conseguir vivienda, salud y alimentación a cambio de trabajo, cosa que difícilmente conseguiría en Cúcuta.

Niega que haya escasez de alimentos en Venezuela, tampoco que no haya libertad de expresión. Con voz firme y fuerte acusa a los opositores de ser los que alimentan, según ella, la desinformación o mala imagen que todos los días sale en los canales de televisión internacionales.

Mendoza es esposa de un líder comunal venezolano jefe la Ubch (Unidades de Bolívar Batalla de Chávez). “Nosotros somos de Bachao, comunidad de Rubio. Repartimos comida de los Clap (Comité Local de Abastecimiento y Producción) cada mes y ayudamos a muchos colombianos que viven allá”, asegura. Leer más en La Opinión

Loading...