Presunta víctima sexual de Daniel Ortega exige la libertad de su hermano

Elvia Junieth Flores Castillo, asegura que fue sometida a abusos sexuales desde los 15 años por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y exige al gobierno de ese país que liberen a su hermano Santos Sebastián, preso por un delito que no cometió. La familia del reo decidió denunciar al mandatario e iniciar protestas frente a la sede del consulado general de Nicaragua en Miami.

Santos Sebastián está recluido en la cárcel de Tipitapa, Nicaragua, desde junio del 2013, tras ser condenado por violación, el mismo delito por el que había denunciado a Daniel Ortega, a quien señala de haber seducido a su hermana menor, Elvia Junieth Flores Castillo, cuando era una adolescente de 15 años.

La agresión contra la joven habría ocurrido en 2005, cuando Ortega recorría el país en campaña en busca de su segunda reelección. Ortega conoció a Elvia Junieth durante un evento político. Ese mismo año, el mandatario contrajo nupcias con su antigua compañera sentimental Rosario Murillo, la madre de Zoilamérica Ortega Murillo, quien denunció a su padre adoptivo en 1998 por abuso sexual y violación desde que tenía 11 años.

Santos Sebastián estuvo en Miami durante los meses de abril y mayo del 2013 para denunciar el crimen cometido por Ortega contra la menor de la familia, pero luego fue contactado por el asistente personal de Ortega, Nestor Moncada Lau, quien lo habría convencido de regresar al país para llegar a un acuerdo. Posteriormente fue detenido bajo la acusación de un crimen que su familia asegura no cometió, fue condenado por violación/ DPA/