Atentado contra los CICPC en el Zulia fue planificado desde Colombia

El pasado 28 de agosto funcionarios de la policía científica y del CPBEZ liquidaran a José Ignacio Febles Martínez (22), alias “El joche”, uno de los principales sicarios de la banda criminal liderada por Tirso Meleán. Desde entonces, la casa de Antonito Meleán”, ubicada en la urbanización Richmont de Maracaibo, era custodiada por siete funcionarios del CICPC, pero la madrugada de este lunes, sujetos desconocidos lanzaron una granada fragmentaria y mataron a un funcionario.

Los delincuentes llegaron hasta una barriada que colinda con la urbanización Richmont a bordo de un auto, dos de estos saltaron la cerca perimetral del complejo residencial y sigilosamente llegaron a la quinta custodiada, lanzaron un artefacto explosivo a dos de los funcionarios del CICPC que se encontraban en el techo y los dejaron heridos. Eliecer David Moreno Rangel (25) y Jean Pirela, fueron trasladados a la clínica La Sagrada Familia. Casi tres horas después falleció Moreno, y Pirela fue dado de alta.

Una fuente ligada a las averiguaciones, aseguró que se trató de un acto de venganza por haber abatido a “El joche” en la casa de “Antonito Meleán” y por confiscar la misma. Presumen que la orden de lanzarle la granada a los funcionarios habría sido impartida desde un pueblo del departamento la Guajira de Colombia, donde se estaría refugiando Tirso Meleán y parte de su banda.

Es de resaltar que la quinta de la familia Meleán fue confiscada por la Oficina Nacional Contra La Delincuencia y Financiamiento del Terrorismo, luego de que se produjera, por más de ocho horas, una intensa balacera donde además de ser abatido El joche, también murió en manos de este sicario, el oficial agregado del ERE del CPBEZ, Onelis Hinestroza. /Con información de Noticias al Día/