Maduro espera salvar la quiebra gracias a los bonos de las fortunas chavistas

Nicolás Maduro espera salvar la quiebra con una nueva maniobra. Su plan es renegociar únicamente la deuda correspondiente a los bonos públicos cuyos tenedores son los propios dirigentes chavistas (desde hace años estos invierten en deuda pública venezolana enormes fortunas ganadas de manera ilícita, como medio de lavado de dinero) o están en otras manos amigas.

Con ello Maduro podría obtener suficiente financiación para afrontar un nuevo año, con el necesario dinero para intentar garantizarse la victoria en las presidenciales previstas para 2018. Dado que alrededor del 60% de los bonos son propiedad de inversores de Estados Unidos y estos tienen dificultades legales para negociar con Caracas, debido a las sanciones impuestas por la Administración Trump, el Gobierno venezolano se está concentrando en la reestructuración de gran parte del 40% restante.

De la deuda pública total de Venezuela, estimada en unos 165.000 millones de dólares, la parte correspondiente a los bonos públicos asciende a 58.000 millones de dólares, de los cuales 32.000 millones se deben a bonos de deuda soberana y 26.000 millones a bonos emitidos por Pdvsa, la petrolera estatal, publicó ABC./Elcooperante/

Deja un comentario