Consiguen sin vida en Colombia a docente venezolano dentro de su cuarto

Un docente venezolano, identificado como Marco Antonio Salas Prato, fue encontrado muerto con signos de estrangulamiento, en la Frontera de Venezuela con el Norte de Santander, Colombia, informó el Diario La Opinión. La única pista que tienen las autoridades sobre el homicidio del venezolano, de 35 años, es que la última vez que entró a la habitación donde vivía arrendado, en el barrio El Páramo, fue en compañía de dos hombres.

Loading...

Según se conoció -agrega el diario neogranadino-, para sus vecinos todo era normal la noche del pasado martes, porque Salas acostumbraba a entrar con hombres y nada levantó sospechas de que algo malo estuviera ocurriendo en la pieza, ubicada en una casa de la avenida 8 con calle 15. Ni siquiera ruidos extraños ni gritos se escucharon alrededor, por lo que todo transcurrió como de costumbre.

Loading...

Sin embargo, los acompañantes de la víctima, también con acento venezolano, salieron la madrugada del miércoles del lugar, sin dejar ningún rastro. A la medianoche del miércoles, cuando intentaron percatarse si Salas estaba en su habitación, hallaron una macabra escena en el lugar.

Loading...

Marco Antonio, quien era docente en Educación Integral, fue asfixiado. El cadáver quedó en la cama, semidesnudo, bocabajo, amarrado de pies y manos, con un cable, y amordazado. El cuerpo estaba envuelto en una sábana. La habitación fue revolcada totalmente. Una familiar de Salas Prato aseguró que él era miembro de la comunidad LGTBI y que desde hacía un año estaba trabajando en Cúcuta, como organizador de eventos y fiestas. Marco era del estado Mérida, nació en la población de Tovar, donde dejó dos hijos, a los que ayudaba desde Cúcuta. /La Opinión/

Loading...