Ledezma y Guarate demostraron vulnerabilidad de la frontera

Este miércoles, se conoció que el exalcalde del municipio Mario Briceño Iragorry del estado Aragaua, Delson Guarate, quien cumplía la medida de casa por cárcel, huyó del país por la frontera que conecta Táchira con Cúcuta. Información provista, detalla que el dirigente de Voluntad Popular (VP), decidió huir tras enterarse de que se había liberado una nueva orden de captura en su contra, por supuestos irregulares en un centro de votación de la entidad durante este domingo. El escape se produjo apenas tres semanas después de que el exalcalde metropolitano, Antonio Ledezma, huyera del país, también por la frontera colombiana.

¿Y las autoridades? Guarate cruzó la frontera caminando, y una vez fuera del territorio venezolano, procedió a informar de su salida mediante notas de voz a sus compañeros de partido, quienes a su vez, hicieron llegar la información a los periodistas.

Entretanto, su colega Ledezma, contó en declaraciones ofrecidas a la prensa colombiana, que pasó por 30 puestos de control entre guardias nacionales y policías del Gobierno, y apenas fue descubierto en el último, que se encuentra justo en la entrada del puente internacional Simón Bolívar. Una mujer le identificó, sin embargo, el efectivo castrense que la había oído, le dijo: “Pase y siga su lucha”.

Aunque se desconocen mayores detalles sobre la huida de Guarate, es probable que haya realizado el mismo recorrido de Ledezma, y aún así, logró traspasar la frontera. A pesar de los “rigurosos” controles del Estado, ambos políticos huyeron del país como cualquier venezolano de a pie, lo que pone en tela de juicio la labor ejecutada por los efectivos militares y policiales. /Elcooperante/

Loading...