El espeluznante caso del preso que consumía ratas en la cárcel para paliar el hambre en Venezuela

“Alejandro Manuel Mago (41) aún permanece en el Hospital Ruiz y Páez tras consumir ratas en la cárcel de Vista Hermosa, sitio en el que esta recluido desde hace 8 meses. Su condición es estable pero presenta un cuadro de desnutrición”, publicó en Twitter, la peridiodista venezolana Pableysa Ostos, quien añadió que recluso le confirmó: “Yo como ratas por la necesidad,por el hambre”.

Según Ostos, el hombre admite que no era la primera vez que ingería el roedor, “yo las he comido varias veces, por la necesidad, por el hambre. Pero estás que me comí recientemente no las mate yo, las agarre muerta del contenedor de basura que tenemos en el penal”.

“Las cocinamos, pero quedaron como crudas. Así mismo las comimos. Yo creo que estaban envenenadas y por eso me cayeron mal. Las otras que me he comido las he matado yo”, relató de forma pausada el reo.

Mago, describió que presentó un cuadro complicado, debido a que hacía sus necesidades con sangre, se le salieron las hemorroides y perdió por completo la fuerza. Fue intervenido quirúrgicamente en dicho centro asistencial, debido a que tenía una obstrucción intestinal alta secundario a cuerpo extraño -los huesos y cartílagos del roedor le “obstruyeron el intestino” según el informe médico. Leer más en Unaventanaalalibertad

Loading...