“Tuve que prostituirme”: El grito ignorado de Patricia Velásquez sobre el Miss Venezuela

El derrumbe de Venezuela amenaza con llevarse buena parte del país por delante, incluido su principal orgullo: los certámenes de belleza. El abandono de Osmel Sousa, la publicación de investigaciones y libros sobre los vínculos del chavismo con redes de proxenetismo y corrupción en el entorno del Miss Venezuela y las peleas de las misses han confirmado que no se trataba únicamente de leyendas urbanas que casi todos habían escuchado, pero pocos creían.

La caja venezolana de pandora se ha entreabierto y sus rayos y truenos amenazan a todos sus protagonistas. Incluso las propias misses amagan con abrirla del todo.

El primer aviso lo dio la miss Patricia Velásquez en 2015, pero casi nadie quiso escucharla. Según ha trascendido, Velásquez, que pertenece a la etnia wayú mantuvo relaciones sexuales con un hombre llamado David durante su paso por el Miss Venezuela 1989El tipo le pagó una operación estética, indispensable para optar al concurso de belleza, y también le regaló un apartamento.

Ahora, sin el zar de la belleza al frente, los testimonios se reproducen. “Tienes que ir donde Fulano, uno de los patrocinantes más duros del concurso. Él tiene que verte y llevarte el traje de baño, pues donde pone el ojo, pone la bala”. Así le dijeron a la concursante Vivian Sleiman, hoy escritora, como ha recordado ella misma esta semana en su cuenta de Instagram.

Su relato comienza con un apabullante “¿De qué se sorprenden?”. Y lo que sigue resume el final de una historia repetida cientos de veces. Los patrocinantes son empresarios y hombres poderosos, muchos de ellos vinculados a la revolución, que financiaban operaciones estéticas, viajes y demás gastos de las chicas. La excusa oficial es que invertían su dinero en el concurso por el amor a su país. Leer más en El Mundo

Loading...

2 comentarios sobre ““Tuve que prostituirme”: El grito ignorado de Patricia Velásquez sobre el Miss Venezuela

  • el 25 marzo, 2018 a las 12:42 am
    Permalink

    Raro que ministerio publico no haya abierto una averiguación sobre ese antro del miss Venezuela, que es un concurso para degradar a la mujer y hacerla un objeto deseado y caer en la prostitución.

  • el 28 marzo, 2018 a las 6:06 am
    Permalink

    Ahhh pobrecitas, las pusieron en cuatro….

Comentarios cerrados.