Colombia regresa “voluntariamente” a su país a venezolanos en situación irregular

Cuando la policía de Colombia detuvo a Víctor Colmenares vendiendo café sin permiso de trabajo en las calles de Cúcuta, le ordenaron subirse a un camión repleto de migrantes venezolanos que estaban siendo deportados silenciosamente del país.

El joven trabajador de la construcción de 20 años temblaba mientras el camión se acercaba a la frontera de Colombia y pensaba en su esposa, en estado de gravidez que seguía en la ciudad colombiana y en los peligros que él enfrentaría en su regreso al país.

Como crece el éxodo de venezolanos lo hace también las revisiones enfocadas a reducir el número de migrantes que ingresan a la nación de forma ilegal. En las ciudades fronterizas como Cúcuta, la policía acorrala a los venezolanos que venden ilegalmente helados en las plazas públicas o que trabajan como prostitutas en burdeles y los regresan a Venezuela.

Anque el retiro de venezolanos en Colombia es legal, surge una pregunta: ¿Los migrantes deberían ser enviados a países como Estados Unidos, entre otros, que han condenado la situación en Venezuela como una “dictadura” aquejada por la hambruna?

“No podemos decirles a todos ‘Vengan, quédense acá”, indicó Christian Kruger, el director de la agencia de migración colombiana, en una entrevista reciente. “No existe ningún país en el mundo que pueda soportar una migración de tipo ilimitado”, sumó.

De manera oficial Colombia deporta pocos migrantes: apenas 442 han sido retirados del territorio en lo que va del 2018, de acuerdo con cifras gubernamentales./El Nuevo Herald/

Loading...