La estrategia del Gobierno para apagar el descontento en los cuarteles y contar con el apoyo de los militares

Rocío San Miguel, la coordinadora de Control Ciudadano, una ONG, que monitorea las actividades del sector militar venezolano aseguró que el Gobierno nacional, ante el descontento en los cuarteles, busca comprar su respaldo otorgándoles fácil acceso a créditos, programas sociales y concediéndoles su propio emporio empresarial. Todo en medio de una crisis institucional agudizada por la crisis económica que atraviesa el país.

“Maduro incentiva, compra, la lealtad del generalato, del almirantazgo con la asignación de responsabilidad y nuevos programas sociales”, afirmó al diario estadounidense El Nuevo Herald.

Según San Miguel los recursos destinado a la FAN vienen de la denominada Misión Negro Primero, la concesión del negocio de distribuir la totalidad de los alimentos del país a través de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) y la creación de empresas mixtas.

“Profundizar y avanzar en el control militar sobre la sociedad venezolana, de una manera férrea mediante la asignación de las divisas. Es la repartición del país a cambio de que sigan apoyando al Gobierno pero, de manera particular, para que tengan los beneficios del diferencial cambiario que antes recibían los boliburgueses”, explicó San Miguel.

Por último, indicó que la necesidad de desviar más dinero hacia los militares ocurre luego de que en marzo del presente año, desde cuando el Gobierno detuviera por presunta conspiración a siete generales que juntos controlaban 60% del poderío de las armas del país. /Caraota Digital/

Loading...