Delsa Solórzano asegura que Heyker Vásquez y Nelson Antonio Chirinos no fueron asesinados por Óscar Pérez y su grupo

Delsa Solórzano, presidenta de la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional, informó que la investigación que realizó el parlamento concluyó que en aquel chalet ubicado en el kilómetro 16, de El Junquito, se llevó a cabo una masacre.

Los encargados de la investigación, concluida en el mes de marzo, determinaron que hubo violación de derechos humanos, violación de derecho a libre culto —debido a que a los familiares de los ejecutados no se les permitió velarlos en sus iglesias—, maltratos y tratos crueles a los deudos por pasar más de cinco noches en la medicatura forense de Bello Monte y no permitir ver sus cadáveres. Solorzano destacó que también hubo violación al libre proceso y violación a juez natural.

Según la diputada uno de los elementos que lograron determinar, luego de la reconstrucción del video realizada por los expertos contratados, es que los policías no fueron asesinados por Pérez y su grupo. De acuerdo a una alocución del presidente Maduro, Andriun Domingo Urgarte Ferrera –mejor conocido como Heyker Vásquez, líder del colectivo del 23 de Enero– y Nelson Antonio Chirinos Cruz recibieron un tiro en la cabeza, pero la AN tuvo acceso al acta policial de la masacre y allí se registra que recibieron tiros en el pecho, por lo que alguien les disparó desde atrás. Cuantos tiros les dieron a los rebeldes no pudieron confirmar porque hasta el día de hoy a los familiares no les hicieron entrega de la autopsia, sino solo de las actas de defunción.

Agregó que la Asamblea Nacional no pudo identificar los autores materiales que ejecutaron al expiloto Óscar Pérez, Daniel Soto Torres, Abraham Lugo Ramos, Jairo Lugo Ramos, Abraham Israel Agostini, José Alejandro Díaz Pimentel y Lisbeth Ramírez. Este impedimento se generó luego de que funcionarios militares y policiales el día siguiente al suceso (16 de enero) incendiaron la casa, la derribaron y posteriormente se llevaron los escombros hasta dejar el terreno sin nada, por lo que no se pudo hacer una planimetría.

Afirmó que por este ocultamiento de pruebas, al que calificó de otra violación a la ley, se señaló como culpables a toda la cadena de mando, desde el presidente Nicolás Maduro, hasta los funcionarios que estuvieron presentes ese 15 de junio en El Junquito. /El Pitazo/.

Loading...

Deja un comentario