El último adiós de la hermana menor de la reina de Holanda tras ahorcarse con un cinturón

Inés Zorreguieta, hermana de la reina Máxima de Holanda, fue hallada muerta en su apartamento en Buenos Aires, Argentina, tras un presunto suicidio. Zorreguieta, de 33 años de edad, atravesaba un cuadro depresivo. El diario La Nación relata que se habría matado ahorcándose con un cinturón en el picaporte de la puerta de su habitación.

Su familia y amigos le dieron el último adiós en un funeral, íntimo y muy familiar, en el cementerio Memorial del Pilar -en el kilómetro 47 de la Panamericana, donde descansan los restos de Jorge Zorreguieta, político y padre de Máxima, quien falleció hace apenas diez meses.

Hasta el camposanto se desplazaron los Reyes de los Países Bajos junto a sus hijas. Máxima de Holanda, “conmocionada y desolada” tras el trágico desenlace de su hermana, llegó en una furgoneta blanca pasada la una y media de la tarde- con un enorme dolor reflejado en su rostro y un ramo de flores en sus manos.

A su lado, su marido y sus hijas, muy afectadas también por la muerte de su tía. Especialmente Alexia, la segunda hija de los Reyes de los Países Bajos, a quien se vio muy triste y con lágrimas en los ojos. La primogénita, Amalia, por su parte, apenas se separó de su madre durante la ceremonia, en la que la propia Máxima de Holanda pronunció un discurso. La pequeña, Ariane, de quien Inés era madrina, permaneció en todo momento al lado de su padre.

Loading...