DPA: El imperio del narcotráfico estuvo al servicio de Hugo Chávez

La mayor sorpresa para los poderosos capos del narcotráfico que hace más de una década mudaron sus operaciones a Venezuela fue que, pese a forjar alianzas con militares y políticos afines al Gobierno del entonces mandatario Hugo Chávez -y obtener su respaldo-, con los años esos “aliados” quisieron quedarse con el “negocio” sin dar nada a cambio.

Chávez, junto a los militares y civiles que lo rodeaban, conocía esa realidad. De la noche a la mañana, los “aliados” de los narcos se convirtieron en poderosos líderes. Sin embargo, la tortilla se voltea, pues Beto Marín, antiguo líder del Cartel del Norte del Valle de Colombia, contó a los fiscales cómo tras su captura y ya dentro de las oficinas del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) -la policía política venezolana- hubo pedidos muy especiales del propio Chávez para evitar que fuera entregado a EEUU.

“Chávez quería acusar a gente de la oposición, a unas familias específicas relacionadas con la banca privada, de estar vinculadas al Cartel del Norte del Valle y al narcotráfico como lavadores del dinero, pero como Beto Marín no accedió al chantaje, así que este [Chávez] autorizó su extradición”, reveló una fuente cercana a la defensa del narco colombiano.

Otros dos capos detenidos en Venezuela en 2010, y ahora presos en EEUU, también recibieron la misma orden de culpar a un grupo de opositores de estar relacionados con la venta de droga, pero estos tampoco accedieron”, indicó una fuente. Lo contundente es que una decena de traficantes recibió beneficios judiciales en las cortes de EEUU por aportar información. Vea aquí cómo se ha estructurado el narcotráfico en Venezuela

Leer original en Diario Las Américas

Loading...