Así de atroz es la situación de 258 reclusas de la cárcel de Fénix

Las 258 reclusas que fueron sacadas del anexo femenino de la Comunidad Penitenciaria de Fénix, luego del motín del 17 de mayo, fueron devueltas a su sitio de reclusión, pero sin sus pertenencias, sin nada, pues miembros del Grupo de Respuesta Inmediata de Custodia se las botaron, incluso, los uniformes. Se quedaron con la ropa que llevaban puesta.

Loading...

Según relatan las madres de las presas, este jueves les permitieron conversar por teléfono durante 2 o 3 minutos, luego de pasar 32 días incomunicadas, para notificarles que hoy deben llevarles artículos personales al penal porque no tienen nada.

Loading...

Sumado a esto, las mujeres estuvieron 5 días sin bañarse. En los 31 días que las reclusas estuvieron en el galpón hicieron sus necesidades en bolsas plásticas lo que ocasionó que ahora algunas de ellas presenten infecciones. No les dieron acceso al baño, por tanto, los parientes que informaron al Observatorio Venezolano de Prisiones, exigen que sean llevadas a un centro de salud.

Loading...

Además, exigen a las autoridades que sea reanudada la visita, debido a que el encuentro entre las detenidas y sus familiares se da cada seis meses. Las madres que denunciaron al OVP prefirieron permanecer en el anonimato, para evitar que sus hijas sean castigadas con aislamiento. Leer más en EL Nacional.

Loading...