Nuevos detalles del crimen del adolescente contra su madre y su abuela en Propatria

Un joven de 16 años conmocionó la madrugada de este miércoles a los vecinos del bloque 8 de la calle 10 de Propatria, luego de que fuera señalado de haber asesinado a puñaladas a su madre Mari Rosales y a su abuela, Aracelis Hernández, además de herir a su abuelo y a su hermana, con un cuchillo de cocina.

La niña, aún herida, está en el Hospital Pérez Carreño y fue la que logró avisar a los vecinos del horror que estaba sucediendo dentro del apartamento. Pero ya era tarde: su madre y abuela estaban tendidas en el piso, en medio de un charco de sangre. “Deja a mi mamá, deja a mi mamá”, fueron los gritos que escucharon los vecinos a las 3 am.

“Era un muchacho tranquilo, sin vicios, ni enfermedades. Luego de que él las mató, se desmayó; y al reaccionar repetía una y otra vez que no había sido él”, contó uno de los vecinos del bloque sobre el presunto homicida, quien pidió no ser identificado.

Se conoció que el padre del presunto homicida fue asesinado hace ocho años a las afueras del bloque para robarle una moto con la que trabajaba de escolta. Tres años después fue asesinado su tío, también a manos del hampa, y en el mismo lugar. “Él siempre fue un niño consentido por sus abuelos y por toda la familia. Cuando se lo llevaron detenido no me vio a la cara, solo pedía que no lo dejaran solo”, agregó Peter Tovar, uno de los tíos del joven. /Caraota Digital/

Loading...