Menos de la mitad de la matrícula de 2017 se ha inscrito para el nuevo año escolar en escuelas de Fe y Alegría

A una semana para el comienzo de clases, Fe y Alegría reanudó las inscripciones con la expectativa de ocupar todos sus pupitres. Pese a que la mayoría de la matrícula se registra en julio, ese mes apenas se inscribieron 50 mil alumnos, menos de la mitad de los que iniciaron actividades el año escolar pasado. “Nos llama la atención que no todas las familias acudieron al primer llamado de inscripción”, dijo la directora nacional de las escuelas de Fe y Alegría, Noelbis Aguilar.

Loading...

Indicó que en septiembre de 2017 comenzaron las clases con poco más de 113 mil estudiantes, pero al cierre del año tenían alrededor de 90 mil 900. “Al momento de retirarlos, la mayoría de los padres explicaban que era porque se iban del país”, comentó.

Loading...

Para el mes de julio, Fe y Alegría contabilizaba 4 mil niños, niñas y adolescentes que quedaron al cuidado de otros familiares porque uno o ambos padres emigraron, fenómeno que Cecodap denomina como “Niñez Dejada Atrás”. Algunos de ellos también tuvieron que cambiar de escuela porque se mudaron de municipio o estado. “Con estos estudiantes hay que incrementar la atención socioafectiva. De lo contrario, a nivel cognitivo no va a rendir”, señaló Aguilar.

Loading...

La educadora indicó que, pese a que unos 22 mil estudiantes salieron de sus planteles en el período que culminó, esperan recibir también a alumnos que provenían de colegios privados con mensualidades más elevadas. Insistió en que, este año, la red tiene como prioridad proveer a los estudiantes de “espacios de protección” para que pese a las dificultades que atraviesa el país, estos puedan desarrollar sus potencialidades. /Lea la nota completa en Efecto Cocuyo/

Loading...